Inicio > La Asociación Armera en marcha

foto-IO-175-ancho-050515Iñaki Odriozola
Presidente

Casi 50 años de trabajo avalan los esfuerzos de un colectivo industrial, el de los armeros, que se reorganiza para hacer frente a los nuevos desafíos del siglo XXI.

Unidos en su mayoría bajo el paraguas de la Asociación Armera, los fabricantes e importadores / distribuidores de armas deportivas y sus complementos defienden, con más ahínco si cabe, los intereses del sector frente a los retos que se nos plantean en la actualidad: el endurecimiento de la aplicación de la normativa que regula la fabricación, distribución y uso de todos los elementos necesarios para la práctica del deporte de la caza y el tiro, la transformación de los mercados internacionales y la disminución de especies cinegéticas, entre otros.

Durante años hemos experimentado, en términos generales, un tratamiento desfavorable de nuestra actividad de cara a la opinión pública, debido principalmente a una comunicación deficiente sobre la naturaleza y características de nuestro quehacer cotidiano.

Para los conocedores de esta actividad, huelga insistir en nuestra legitimidad y la necesidad de recabar el apoyo institucional a una actividad comercial con un buen nivel de facturación y un producto de reconocido prestigio a nivel internacional.

Para el gran público, el desconocimiento de muchos de estos factores y el sobredimensionamiento que se otorga desde los medios de comunicación a sucesos dramáticos aislados en los que aparece un arma de fuego, entorpecen una percepción objetiva y justa del desarrollo de este sector.

En la creencia firme de que la unión de nuestros asociados es la mejor fórmula para hacer frente a la tendencia generalizada hacia la crítica y el desprestigio de una actividad comercial digna, la Asociación Armera emprende un programa de acciones en defensa del sector que apunta a cuatro direcciones principales:

  • Presión ante las instituciones competentes españolas (Ministerio de Interior, Ministerio de Economía y Competitividad) y comunitarias para que se tengan en cuenta los intereses y la opinión del sector en las negociaciones sobre las posibles reformas legislativas que puedan afectarle.
  • Defensa jurídica de los asociados ante las sanciones y vulneraciones que de los derechos de los mismos pudieran producirse.
  • Elaboración de Planes de Formación destinados a trabajadores de la Armería.
  • Promoción de la actividad comercial de este colectivo de empresas tanto en España como en el extranjero, a través del fomento de la presencia de las mismas en ferias y eventos en el mercado nacional, en las ferias internacionales SHOT Show (EEUU), IWA (Alemania) y ARMS & HUNTING (Rusia), así como a través de misiones comerciales directas puntuales a diferentes países.

Sin embargo, el apoyo institucional que venimos recibiendo en la promoción exterior de este negocio y el esfuerzo invertido en todas las actividades derivadas de este programa tripartito, resultarán vanos si no contamos con el reconocimiento de nuestros derechos como sector en la defensa del puesto que nos corresponde en la economía y en el desarrollo de dos disciplinas deportivas como son la caza y el tiro.